El grounding o earthing es el acto de entrar en contacto directo con la energía del planeta al caminar con los pies descalzos, acostarse o sentarse sobre el pasto, la arena o la tierra con el objetivo de mejorar la salud. 

Según la ciencia los seres humanos somos seres eléctricos, esto quiere decir que podemos emitir y captar energía. Cuando caminamos con los pies descalzos por la tierra, nos sentamos en el pasto, o nos acostamos en la arena, nuestro cuerpo absorbe los electrones con los cuales está cargada la Tierra. Esto también pasa cuando al bañarse en el mar, lagos o ríos. 

Los electrones tienen un efecto antioxidante capaz de eliminar los radicales libres. Al practicar grounding, los electrones entran en contacto con el cuerpo causando efectos positivos en la salud. El grounding mejora el estado de ánimo, la calidad de sueño, aumenta la energía y disminuye el estrés ya que normaliza la secreción de cortisol y estimula el sistema nervioso parasimpático.

¿Cómo practicar grounding?

La forma más conocida de practicar grounding es caminar con los pies descalzos por un jardín, un parque o cualquier zona donde haya pasto. También se pueden obtener los beneficios del grounding al caminar por la arena de la playa, la tierra y rocas. En lugar de caminar, también sirve acostarse o sentarse, así como bañarse en el océano o lagos. 

Para mejores resultados hay que realizarlo al menos una vez por semana por 20 minutos.

¿Dónde disfrutar del grounding en Chile?

Chile es un país de larga costa, campos, bosques y desierto, por ende el grounding se puede practicar en cualquier parte del país, lo importante es que se haga con los pies descalzos. A continuación algunas ideas:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *